Tuesday 2 february 2 02 /02 /Feb 20:38
Texto: 2 Cor. 4:17 “Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros cada vez un más excelente y eterno peso de Gloria.

INTRODUCCION
Con toda seguridad te has preguntado ¿por qué sufrimos los cristianos? ¿Por qué si Dios esta con nosotros, nos pasa lo que nos pasa? ¿Alguna vez le has preguntado a Dios, ¿Porqué yo, si yo te sirvo? ¿Acaso Dios se agrada en el sufrimiento de sus hijos?
Pues bien, mencionaré sólo tres razones principales por las cuales a veces Dios permite que los cristianos sufran o pasen por periodos de tribulación.


I) PARA CONSOLAR A OTROS
Cómo es posible que si yo estoy pasando por una prueba y necesito ayuda, oración y que alguien me dé palabras de aliento, sea yo la persona que tenga que consolar a otros.
2 Cor. 1:3 dice: “Él nos consuela en todas nuestra tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar también a los que están en cualquier tribulación…”
No hay mejor consejo que el del que ya pasó por el problema. Hay pocas personas que reconocen en su sufrimiento la oportunidad de ministrar a otros.
Por ejemplo: Una hermana de mi congregación estuvo muy delicada de salud, estuvo hospitalizada varias semanas. Sabes que hizo durante su estancia, Ella cuenta y dice: Mientras estuve en el hospital, me di cuenta de la necesidad que existe ahí, si yo no hubiera estado enferma, probablemente nunca hubiera visitado este lugar. Durante mi estancia, empecé a orar por los enfermos, doctores, enfermeras que para mi sorpresa en su mayoría necesitaba una palabra de aliento. Creo firmemente que Dios usó mi enfermedad para mostrarme la necesidad del enfermo.
Permíteme preguntarte lo siguiente, ¿Estas pasando por una situación critica? Piensa a quien puedes ayudar en medio del dolor. El Señor Jesús en la cruz y con todo el dolor del mundo pudo dar palabras de aliento a una persona que necesitaba arrepentimiento.


II) PARA NUESTRO CRECIMIENTO ESPIRITUAL
Por lo regular es en las adversidades cuando buscamos más a Dios. Es donde doblamos nuestras rodillas y buscamos el rostro de Dios. Permíteme mencionarte algunas bendiciones de las adversidades:
1. Buscas a Dios constantemente
2. Hay crecimiento Espiritual
3. Aprendes a Depender de Dios
4. Te fortaleces en El
5. Eres moldeado a su imagen
6. Dios arranca las áreas de nuestra vida que no le agradan
7. Nos recuerda que Dios debe estar en primer lugar siempre.


III) PARA NO VANAGLORIARNOS
La humildad debe ser el carácter de cada cristiano. Es muy fácil vivir de los aplausos, es bueno cuando la gente te dice, “Qué bien predicas” “Qué bien Cantas”, “Eres un excelente maestro, pastor, evangelista, nadie como tú”. “Dios te usa Poderosamente”
Todas esta palabras son buenas, pero hay que tener cuidado, recordemos que la GLORIA ES DE DIOS Y EL NO LA COMPARTE CON NADIE. Es muy peligroso escuchar los halagos de la gente y no tener un corazón humilde ante nuestro Creador. Examinemos unos ejemplo:
• Veamos el ejemplo de Saúl, Dios lo escoge, pero su actitud es arrogante, mentiroso, desobediente, en vez de buscar a ayuda del Todopoderoso, busca ayuda con un adivino, cosa que estaba estrictamente prohibida por Jehová Dios. El resultado: un espíritu malo lo atormentaba.
• Que me dices de Pedro: Impulsivo, enojón, caprichoso, autosuficiente, creía saberlo todo, aunque había estado con Jesús, lo negó. Creo firmemente que Dios lo permitió para que no 'se levantara el cuello' (como decimos por acá). Estoy plenamente convencido que a pesar de que Dios lo usó poderosamente en su vida, Pedro tuvo que tragarse su orgullo y nunca se le olvidó haber negado a Jesús.
• Pablo, el mejor misionero de la historia, excelente predicador, el apóstol que fundó más iglesias que ningún otro (al menos en sus tiempos). Me sorprende que él mismo dice 2 Cor 12:7-10 “Me fue dado un aguijón en la Carne” Y dice porque Dios lo permitió, “PARA QUE NO ME VANAGLORIASE”. Yo no sé porque personas se meten en tanto dilema del aguijón, cuando Pablo explica el porqué y el propósito del mismo. Pablo pide que se le quite, y la respuesta es negativa. Pablo discernió el propósito de la adversidad.

¿Has discernido el propósito de Dios en tus problemas o adversidades? ¿Sabes o entiendes cuáles son los propósitos de Dios al permitirlo? ¿Cómo has reaccionado ante el problema? ¿Será que Dios te quiere enseñar algo? Estas dispuesto a aprenderlo.

CONCLUSION
Una cosa he aprendido, que toda adversidad está llena de enseñanza y sabiduría. Si no estas dispuesto a pasarla, habrás perdido las mejores enseñanzas que la vida y Dios te pueden dar. Empieza a sacarle el mejor provecho a todo problema. Recuerda que TODO FUNCIONA PARA UN BIEN.

BENDICIONES
David Valdés
Por verdadypalabra.over-blog.com - Publicado en: Mis Notas
Escribir un comentario - Ver los 5 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

  • : Verdad Y Palabra
  • Verdad Y Palabra
  • : Creencias
  • : Este Blog Nace Con La Idea De Generar Una Conciencia Reflexiva A través De La Escritura Y Poder Así, Descubrir La Ignorancia Tanto De Quienes Pretenden Jugar A Ser Hijos De Dios Lucrando De Los Feligreses Y a La Vez, Entregar Las Herramientas Para Sacar A Los Feligreses De La Ignorancia Y Desenmascarar A Estos Supuestos Hijos De Dios.
  • Recomendar este blog
  • Volver a la página principal
  • Contacto
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso